viernes, enero 28, 2011

Hoy en Qué Redios?!... Hoteles de lujo para mascotas


Diréis, qué mono, ese perro ha saltado a la acequia y se ha mojado.... O...ese otro se ha subido a la cama del dueño... ¡error!
Los perros están alojados en sendos hoteles de lujo para mascotas, donde disponen de su propia cama, y su propio spa (que es de donde ha salido el primer perrico).
Los servicios incluyen masaje, cabina para "hablar" con el dueño mientras éste lo ve gracias a una cámara web e internet, sala de ejercicio, menús hechos a diario (en algunos hoteles los perros son alimentados con tenedor por una amable señorita), sala de descanso, salón de belleza...
¿Precios? Desde 76 dólares la noche.
Más fotos por aquí


7 comentarios:

Joseba dijo...

Ostia, y yo debajo del puente... Quien fuera perroooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo....!!! "Guau guau guau guau guau aaaaaaaaa guau guau guau" (traducido: "Ke os folle un pez").

Anónimo dijo...

Que bueno que haya personas que le interesa el bienestar de las mascotas, ellas tambien quieren que las mimemos.


Morocha - Hoteles de Lujo en Colombia

Anica dijo...

La cosa es que se nos olvida que son animales, y el concepto de "mimar" para ellos es simplemente cubrir sus necesidades, no lo que serían para NOSOTROS como seres humanos. Sus necesidades físicas y afectivas, pero a nivel de perro, no de persona "malcriada".
Espero haberme explicado bien.
Gracias por vuestros comentarios!

Anónimo dijo...

Yo estoy de acuerdo con anónimo. Qué bonito es que haya gente que se preocupe por las verdaderas necesidades de sus mascotas, como recogerles sus excrementos a lengüetadas. ¿Para cuándo una entrada con prostíbulos de lujo para gatos? Es que mi gatita tiene unas necesidades muy especiales.

Anica dijo...

qué fina ironía... (me puede sonar?).. Gracias por tu comentario!

Esther dijo...

Ayyy señor! Esta entrada me la había perdido...

Hace poco vi en una gasolinera de Ansoain una lavadero que han montado para mascotas. Había dentro un perro enorme que no dejaba de aullar. Me dio bastante pena, será que yo soy muy antigua y muy de pueblo... a los perros los lavabamos con manguera revolcandonos en el suelo con ellos y tan agusto ¡2 x1! Bicho de 2 patas y bicho de 4!

Bien volviendo a los hoteles de lujo para mascotas, está claro que si hay que elegir entre abandonado en una autopista y muerto de hambre o adorado por tus pijos señores y tratado como un peluche, lo segundo a priori es mejor. Es como elegir entre ser Victoria Beckham en LA o mujer apedreada en Afganistan... aunque parece que los dos casos nos producen rechazo si tuvieramos que elegir nuestra próxima reencarnación ¡me pido a Vicky para una buena vida! Seguro que luego me toca reencarnarme en hormiga pero bueno... soy cobarde y he visto demasiada TV!

Vamos, que no dan ninguna envidia esas mascotas tan bien tratadas, sus dueños me parecen extraterrestes venidos de otra galaxia y puestos a soñar otras vidas como reza la canción del Pirata de Sabina, si fuera gato prefiría ser gata callejera, algo macarra y pendenciera, melena al viento y dueña de la noche para pasearme por los tejados de la garrita de mi churri!!

Anica dijo...

Pues sí, puestos a elegir entre extremos sin duda el lujo desmedido... Pero lo mejor siempre es el equilibrio. "Un perro equilibrado es un perro feliz" que dice César Millán (El Encantador de Perros alias el piñatas, cómo le refulge).
Gracias Esther, eres ocurrente como tú sola!