viernes, febrero 04, 2011

Hoy en Qué Rediós?!... Han Hegyon, de belleza a monstruo hecho en casa

Ocurrió hace ya 2 años. Han Hegyon era una cantante coreana con un gran futuro por delante. Bella a rabiar, empezó a inyectarse silicona en la cara para quitarse una arruguita aquí y otra allá, pero se hizo adicta al tratamiento. Cuando ya se había inyectado una botella entera, (que ahí ya estaba bastante más fea), y ante la negativa de los profesionales de inyectarle más, Han continuó en casa inyectándose lo que le pareció la alternativa más parecida: Aceite de cocinar.
Ya lleva 10 operaciones para quitar más de un kilo de silicona y aceite de debajo de la piel. "Quisiera tener mi cara de antes", dice entre lágrimas.

13 comentarios:

Mns dijo...

Copón!!

Anica dijo...

¡Escueto y certero comentario! Thanks

Esther dijo...

Desde luego ¡qué horreur! Verdadera tragedia humana, buaf!
Eso si, Lo de copón me ha encantado! Efectivamente comentario conciso pero brillante!!Buenísimo.


Tengo tantas preguntas al ver algo así... pero Han tía ¿en qué estabas pensando?
Con lo guapísima que eras... y aunque no lo fueras ¿no podías haberte inspirado en Barbara Streisand?
¿tan dura es la vida de cantante que cualquier innovación es bienvenida?
¿pórque tus ojos no eran capaces de ver lo que los demás veían? ¿nadie tuvo ocasión de soltarte un redios-que estás haciendo, a tiempo?
¿no podías escuchar los comentarios de copón!! que la gente soltaba a tu paso?
Y finalmente... ¿usabas aceite virgen extra o sabor intenso?

Mns dijo...

La teoría decía que si directamente convertía su cabeza en un enorme seno, o teta, siliconada y tersa, alcanzaría un éxito meteórico. Todo ello extrapolando de modo tal vez original el inexplicable gusto del varón medio por el tetuz femenino.

Digo yo.

Anica dijo...

Efectivamente Esther... se echan de menos unos amigos que ANTES de acabar la botella de silicona le podían haber advertido... Al igual que los profesionales que se la inyectaban, aunque supongo que mirarían por su bolsillo más que nada. Para colmo me figuro que no sería aceite de oliva...
Y Mns, es verdad... ¿cómo hacer que 400 gramos de grasa tengan un aspecto maravilloso? -Poniendo un pezón encima!

Xabilai dijo...

Anica, ¿sabes si a Cristina Aguilera le ha pasado un poco parecido?

Anica dijo...

hm... habrá que estudiar el tema, Xabi, jaja... hay famosas que parecen "derretirse" ante nuestros ojos.

Joste dijo...

ufff, bueno, por lo menos se ha dado cuenta de que se ha equivocado y se arrepinete, porque hay otras que estan incluso peor que esta mujer y dale que te pego con el bisturí, pinchazos, siliconas y demás...

Jo, que penica, y lo malo es que si te pasa a ti, no te das cuenta hasta que es demasiado tarde...

Anica dijo...

Sí da pena, sí. No darnos cuenta de nuestras adicciones (tóxicas y no tóxicas, comportamentales) es uno de los males de nuestra sociedad. La negación, el no querer ver. Por eso es importante en mi opinión rodearte de buena gente. Gracias Joste!

Angélica dijo...

A mí me pasa con los padrastos de las uñas. Empiezas y es un no parar. Ay, los freaks, al final sacan lo mejor de nosotros. Si fuera budista, estaría tan satisfecha de mi compasión, pero esta educación judeocristiana no me permite más que regodearme en el sentimiento de culpa. What a pitty.

Anica dijo...

¡Sí, sí! el concepto de empezar con algo y seguir y seguir, sin medida, es algo que podemos comprender. ¡Viva la comprensión! Gracias Angélica

Julia Igúzquiza dijo...

No, se inyectaba silicola ¡era aceite de cocina! lo dice en el video "cooking oil"

Anica dijo...

Sí, sí... Empezó con silicona, pero luego pasó al aceite de cocinar por su cuenta y riesgo. Brutal.
Gracias Julia!