lunes, septiembre 04, 2006

Existen muchas fobias... fobias a casi todo, pero hoy en “Qué Rediós?!”... la FOBIA A LAS ACEITUNAS Y PEPINILLOS.


Fobias... Son irracionales así que dejad de intentar explicároslo.
Las personas que sufren una de estas dos fobias (o combinadas juntas o con otras – mostaza, por ejemplo) lo pasan muy mal. Pensad en la cantidad de veces que puedes encontrarte frente a uno de estos alimentos: en fiestas, en comidas, en las otras mesas del restaurante... Además, son unos incomprendidos. Tú ahora mismo estás leyendo esto y pensando que son unos ridículos, y si alguien te dijera que tiene esa fobia, no sólo te reirías (más o menos disimuladamente), sino que encima te pondrías a buscar una aceituna o un pepinillo para ver su reacción y reírte más a gusto.
Conozco dos casos (¡casi de primera mano!) de fobia a las aceitunas.. Uno de ellos se pondrá violento si le pones una aceituna en el plato... el otro sencillamente se irá cingando del lugar, aterrorizado. Así le ocurre a la protagonista de nuestro vídeo. Tiene fobia a los pepinillos... ¡hasta yo, súper-heroína y friki-comprensiva tengo ganas de hacer chistes! Pero no, no lo haré. Pobrecita. Odia todo de los pepinillos: su aspecto, su olor, su forma.. Observad su reacción.
http://www.youtube.com/watch?v=tUk_3eKL9Xk

6 comentarios:

Anónimo dijo...

jias jias qué piradilla, pero que no son pepinillos que son como de ensalada. ¿Qué hará cuando vea el de su churri?

Sue_Storm dijo...

querid@ anónimo... Como dices, esta chica nunca podrá tener un novio marciano...

BlanchDebereau dijo...

Se me ocurre asi como "a vuela pluma" decir que me creo todo respecto a las fobias. Sin ir mas lejos yo empiezo a manifestar una fobia a trabajar... de la ost...

Sonny dijo...

A Blanchdeberau:
tranquila mujer, que eso es lo normal: Yo tengo fobia a los que les gusta trabajar, rrrrarrrooooo, rrrarrrrrooooo, rarrrrrroooo...Algo ocultan y que no me digan que el trabajar les dignifica. Yo quiero dignificarme cual Belén Esteban, Campanario, Pipi Estrada...

Sue_Storm dijo...

Estimad@s Blachdebereau y sonny... Efectivamente, el trabajo ha dejado de ser esa dignificación marxista, a esa cutre-necesidad para pagarnos el jom-cínema... sólo puedo decir... qué redios!!!?

Anónimo dijo...

la gente a la que le gusta trabajar y sacrifica su ocio por ello está enferma y denota una carencia personal muy grande que habría que investigar según el caso.Hay los que no quieren estar en casa,los que no se sienten bien si los demás no los valoran y reciben un agradecimiento por su "enorme sacrifio",es como una retroalimentación,tú me alabas y yo me siento bien por lo que tengo que seguir esforzándome para que me alabes,uf miles de casos y todos de psiquiátrico.Yo tengo mi fobia a los pelotas,pelotofobia.